jueves, 29 de julio de 2010

Encuesta de ASIA en avilés.

http://www.elcomerciodigital.com/aviles/

"Así, se valoran algunas medidas de este año, como la puesta en marcha de la zona azul, que sigue dividiendo a la ciudad: el 6,69% considera que está muy bien y el 38,01% bien. Frente a este 44,7% se encuentra un 23,81% que califica como regular la media, un 16,73% como mala y un 14,76% como muy mala. No obstante, los representantes de ASIA sumaron a los que opinan que la regulación está «bien» y «muy bien», la valoración «regular», con lo que alcanzan un porcentaje del 68,51% de satisfacción y reducen el rechazo al 30%.
Otra de las medidas de regulación del aparcamiento, como es el sistema de bolardos, no apareció en el cuestionario.
En la encuesta también se pide la opinión sobre otras cuestiones, como la instalación de una incineradora, medida que apoya el 56,31% de los ciudadanos, si bien González desveló que «la mayoría apostillaba que lejos».
El 84,06% de los encuestados considera que debería mejorarse el reciclaje en la ciudad, sobre todo en el tema de aceites domésticos, según concretó el portavoz del grupo municipal de ASIA. La construcción del albergue municipal para animales de compañía también cuenta con el apoyo mayoritario. El 67,39% de los encuestados se muestra a favor de este servicio"

viernes, 23 de julio de 2010

NO AL COPAGO DE LA ASISTENCIA SANITARIA

Desde la FADSP queremos informaros de la existencia en Facebook de la página NO AL COPAGO DE LA ASISTENCIA SANITARIA cuyo objetivo se basa en rechazar los llamamientos de algunos responsables sanitarios a la instauración del copago, lo que eliminaría el carácter universal del sistema público (introduciendo seguros complementarios para determinadas prestaciones) alegando que la crisis hace imposible mantener el sistema sanitario público. Consideramos que la hipotética bancarrota en que se encuentran es la consecuencia del enorme endeudamiento en el que han incurrido por financiar y gestionar sus infraestructuras sanitarias recurriendo al sector privado, los que ha multiplicado por siete el coste de los nuevos centros sanitarios y cuyos pagos anuales asfixian sus presupuestos asistenciales, y de un gasto farmacéutico excesivo.

A continuación, os enviamos el link y adjuntamos imagen de la página. Para poder visitarlo se precisa tener cuenta en Facebook:  http://www.facebook.com/pages/NO-AL-COPAGO-DE-LA-ASISTENCIA-SANITARIA/101604619890220?ref=sgm


domingo, 11 de julio de 2010

Comercios y oficinas deberán pagar la tarifa industrial del agua

El Ayuntamiento cobraba hasta ahora el recibo de forma errónea a cerca de dos mil abonados, según asegura Aguas de Avilés

10.07.10 - JESÚS GONZÁLEZ jaizpurua@lavozdeaviles.com | AVILÉS.

Los comercios y oficinas de la ciudad tendrán que pagar la tarifa industrial del agua, si hasta ahora no lo habían hecho. Esa es la razón por la que decenas de pequeños negocios han visto en las últimas semanas cómo el recibo ha llegado a duplicarse con respecto al de anteriores periodos de facturación, fruto de la revisión del padrón de abonados que ha hecho la sociedad Aguas de Avilés, adjudicataria del servicio desde comienzos de año.
El problema reside en aquellos establecimientos comerciales y oficinas a los que, hasta ahora, se les venía facturando el agua de acuerdo con la tarifa doméstica. «Se trata de una anomalía que se tiene que corregir. La tarifa doméstica está reservada a los domicilios. El resto tendrán que pagar la tarifa comercial o la industrial, que en el caso de Avilés son la misma», explicaba ayer, a preguntas de LA VOZ, el gerente de Aguas de Avilés, Jesús Díaz.
La empresa explica que en la revisión del padrón del agua se han observado cerca de dos mil facturaciones anómalas. En esa cifra se incluyen tanto las oficinas, despachos de profesionales, comercios y locales de hostelería que pagaban hasta ahora la misma tarifa que un domicilio normal y corriente, más barata que la que les correspondería según las ordenanzas municipales. A ello se suman las facturas emitidas al abonado equivocado: por ejemplo, el vecino del primero A que venía pagando la factura del primero B, y viceversa.
La corrección de errores en ambos casos ha sido una de las tareas desarrolladas en los últimos meses por Aguas de Avilés desde que asumiera la gestión del suministro, y esa corrección es la que ha llevado a sorprendentes incrementos en la factura a un buen número de abonados.
Ajuste
«No es que hasta ahora el abonado estuviera pagando de menos a sabiendas, pero la ordenanza es clara. La tarifa doméstica es para lo que es, para domicilios. Al resto se ha de aplicar la tarifa comercial o la industrial», insistía ayer Díaz.
La única duda sobre el tipo de facturación que se ha de asignar al abonado, según asegura el gerente de Aguas de Avilés, residiría en si en un mismo domicilio «convivieran la actividad profesional o empresarial y la doméstica». Pero si en el piso no hay más que una oficina, no hay duda posible: se ha de aplicar la tarifa comercial.
Eso ha hecho que, por ejemplo un despacho en el que el consumo de agua no llegue al mínimo facturable, el abonado tendrá que pagar cerca de 120 euros al trimestre, cuando hasta ahora, con la facturación doméstica, el recibo apenas llegaba a los 70 euros.
Tanto para Díaz, como para el presidente de la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (Ucayc), Daniel Quirós, el meollo de la cuestión está en lo que refleja la ordenanza que regula los precios del agua, y que equipara la actividad comercial con la industrial a la hora de aplicar las correspondientes tarifas.
«Parece lógico que se tenga en cuenta el tipo de actividad. No es lo mismo una tienda que un local de hostelería que un gran taller», indicó Quirós, quien asegura que varios de sus asociados ya han expresado su sorpresa a la Unión de Comerciantes por lo sucedido con el recibo del agua.
Así pues, para la Unión de Comerciantes se impondría una revisión de la ordenanza vigente en el Ayuntamiento avilesino. Desde Aguas de Avilés reconocían ayer que en otros municipios sí que existen diferencias entre la tarifa industrial y la comercial, algo que para Quirós sería indispensable para no perjudicar a pequeños negocios cuyo gasto de agua es mínimo.
Según explican en la sociedad adjudicataria de la gestión del agua tras el proceso de privatización emprendido por el Ayuntamiento, la revisión del padrón de abonados sirvió para detectar un gran número de anomalías. Entre ellas, destacaban las cerca de dos mil relativas al tipo de tarifa o a los datos del abonado, pero la lista incluía, además, otras relativas a la existencia de un alto porcentaje de contadores que no registraban consumo alguno de agua.
En concreto, la empresa había detectado que un 11,1% de los abonados, un total de 1.765, aparentaban estar completamente inactivos, como si no se abriera ni un grifo en el local o domicilio en cuestión.
A lo largo de los últimos meses, la empresa Aguas de Avilés ha dedicado buena parte de su actividad a solventar en la medida de lo posible todas esas incorrecciones, indicó Díaz. En concreto, en lo relativo a la atribución de la tarifa correcta a los negocios y comercios de la ciudad que venían pagando el recibo 'doméstico', se habrían completado ya el proceso. Otra cuestión es la relativa a la de los contadores inactivos, que en muchos casos podrían requerir la intervención en la instalación.
No en vano, la empresa había detectado que los sistemas de medición del consumo de agua que están en activo en la ciudad son especialmente longevos. En concreto, un 62,4% han superado ya la vida útil que se atribuye a estos equipos, que es de diez años. A ello se suma que un 36,4% de los contadores en activo en la ciudad tiene más de veinte años, lo que incrementa aún más las dudas sobre su fiabilidad.
La intención de Aguas de Avilés es que a lo largo de los próximos meses se corrija esa 'longevidad' de los contadores del suministro en la ciudad, una circunstancia que, por otro lado, podría acarrear nuevas sorpresas en el recibo de los abonados, tanto para incrementar el importe de la factura, como para reducirla.