viernes, 11 de junio de 2010

«En Llanera y Gozón el recibo del agua ya subió un 40 por ciento»

«La democracia no puede ser un cheque en blanco para cuatro años, tiene que haber evaluación continua»


http://www.lne.es/aviles/
Elisa CAMPO
La Federación de Asociaciones de Vecinos de Villaviciosa entregará el domingo su distinción a la actuación asociativa a la comisión promotora que peleó en Avilés por conseguir un referéndum sobre la gestión del agua, en el marco de los Premios FAAVVI. El premio les ha sido concedido por su trabajo de reunir firmas con las que reclamar una consulta popular y el jurado tuvo en cuenta que «los representantes municipales han cercenado su derecho a la participación y han hecho caso omiso a la voz de la calle; su labor dura y honesta merece ser reconocida como símbolo del trabajo del movimiento vecinal en general». Alejandro Cueli, portavoz de la Promotora y uno de los impulsores de la iniciativa, agradece el galardón, que reconoce una labor de muchos meses que todavía no llegó a su final. Porque pese al revés en los tribunales, los impulsores de esta iniciativa han decidido no darse por vencidos y seguir reclamando judicialmente. En juego están los caminos de la participación ciudadana.

-¿Qué destacaría de su lucha por reivindicar la voz de los vecinos en la decisión de privatizar el agua?

-Yo lo recuerdo gratamente en cuanto que significó la participación ciudadana, el apoyo y ánimo que tuvimos. La recogida de firmas, la implicación de los vecinos y sobre todo que es más importante incluso el proceso que el resultado final, que no dependía de nosotros. Los partidos mayoritarios dieron la espalda a los ciudadanos.

-¿Y la lectura de fondo?

-El movimiento vecinal tiene que ir más allá del bache y de la farola: tenemos que aspirar a tener voz en las decisiones de la ciudad, y que esa voz se escuche a nivel municipal, regional y nacional. Para eso es muy importante que estemos todos unidos. Lo que no tiene ningún sentido es plasmar intenciones en un papel y que luego se nos diga que no porque a la Corporación no le interese nuestra participación.

-¿Se cumplen sus temores respecto al cambio de gestión del agua? Aseguraron que subirían las tarifas.

-El tiempo nos va a dar la razón, y los vecinos ya lo están comprobando. En Llanera y Gozón, sin ir más lejos, están teniendo subidas desorbitadas del precio del agua, de entorno al 40 por ciento. Hay otras formas de subir el precio que no pasan por el pleno. Aquí ya estamos viendo que los recibos no son iguales... Lo que está en juego es si el ciudadano puede participar o no en la toma de decisiones. Al PSOE se le llenó la boca hablando de participación y enseguida se les vio el plumero. Además la oposición suele apoyar siempre al movimiento vecinal, pero con el cambio de gestión del agua no fue así. Espero que los ciudadanos no olviden el desprecio que los partidos hicieron a la opinión de los vecinos, expresada mediante firmas. La democracia no es un cheque en blanco que se da a los partidos para cuatro años, tenemos que luchar para que haya evaluación continua.

-¿Conoce alguna iniciativa popular impulsada por vecinos que haya tenido éxito?

-No es fácil que salgan adelante las propuestas que impulsan los vecinos. Pero el movimiento vecinal no puede perder la esperanza, porque las metas nunca están cerca de las salidas.

-¿Algún mensaje a la Corporación?

-Si de verdad creen en la participación ciudadana, que cambien una palabra en el reglamento: en lugar de «podrán», «deberán» de convocar una consulta popular cuando haya firmas suficientes que así lo reclamen.

-¿Cómo entiende usted la participación ciudadana?

-Entendemos la participación en la calle, mientras que el Ayuntamiento la entiende en los despachos. El movimiento vecinal tiene que ser la voz del ciudadano ante las administraciones, tenemos que ganar el respeto y la credibilidad. Tenemos que darnos cuenta que las asociaciones estamos para mucho más que para pedir que nos arreglen baches y para organizar fiestas.

-Se acusa al movimiento vecinal de estar politizado.

-Las asociaciones son organizaciones independientes, al margen de los partidos, aunque la política esté en todo.

-Muchas asociaciones de vecinos están de capa caída.

-Nunca vi el movimiento vecinal tan desunido como ahora. Tal vez influyó la gestión municipal de la Participación Ciudadana, porque somos excesivamente cómodos y quizá al estar organizados por la administración hemos perdido fuerza.

No hay comentarios: