martes, 31 de marzo de 2009

Carta de la Plataforma al Pleno Municipal.

Avilés 31 de marzo de 2009

A la atención del Pleno Municipal, la Alcaldesa, los grupos municipales de IU, ASIA, PP, PSOE y de los concejales no adscritos del Excelentísimo Ayuntamiento de Avilés

INICIATIVA POPULAR DE PROPUESTA

Exposición de Motivos:

La Constitución Española, en su artículo 23, proclama el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos y en el 9.2 dispone: “Corresponde a los poderes públicos facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”. Asimismo, el artículo 92.1 recoge que:”Las decisiones políticas de especial trascendencia pueden ser sometidas a Referéndum consultivo de todos los ciudadanos

La Ley Reguladora de Bases de Régimen Local reconoce también en el artículo 18.1 f y 70 bis que:

Todos los ciudadanos inscritos en el censo electoral tienen derecho a promover una consulta popular o Referéndum en asuntos de competencia municipal y de carácter local, que sean de especial relevancia para lo intereses de los vecinos”.

En el ámbito local, la Exposición de Motivos de la Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local, dice:

En materia de participación ciudadana, se establecen unos estándares mínimos que constituyen los mecanismos necesarios para su potenciación: el establecimiento de la necesidad de reglamentos orgánicos en todos los Municipios en materia de participación ciudadana, que determinen y regulen los procedimientos y mecanismos adecuados para hacerla efectiva y la introducción en la legislación básica sobre régimen local de las iniciativas ciudadanas, que pueden constituir un importante instrumento participativo, que puede dar lugar, incluso, a consultas populares”.

En el año 2006, el Ayuntamiento de Avilés, atendiendo a esas recomendaciones de desarrollo normativo de la participación ciudadana, promovió, a iniciativa del PSOE, la elaboración y posterior aprobación del Reglamento de Participación Ciudadana, actualmente en vigor. Un Reglamento que fue aprobado por unanimidad en el Pleno (PSOE-PP-ASIA-IU) tras ser consensuado, a través de multitud de reuniones, con todas las asociaciones y colectivos de la ciudad.

En la Exposición de Motivos de dicho Reglamento de Participación Ciudadana, aprobado por unanimidad en el Pleno Municipal de 20 de Diciembre de 2006, en vigor, se recoge:

Es voluntad del Ayuntamiento crear y consolidar un sistema de participación adecuado a la democracia local, que refuerce los derechos de los ciudadanos; sistema que pretende extenderse a todos los aspectos de la gestión pública local.”
Ya en los últimos años el gobierno de Avilés ha venido desarrollando distintas iniciativas en el ámbito de la participación ciudadana, con el objetivo fundamental de impulsar un nuevo modelo de gobernabilidad y favorecer un papel activo de la ciudadanía y la implicación de ésta en la gestión de lo colectivo y de todo aquello que afecta a nuestra ciudad."

La profundización de la democracia local a través de la participación ciudadana es un activo de la política municipal y debe ser, además, compartida por el cuerpo técnico y político del Ayuntamiento, y acompañada de los cambios organizativos que afecten a toda la estructura municipal, partiendo de un principio de transversalidad que cohesione la estructura administrativa”.

“Por tanto es voluntad del Ayuntamiento construir una política de participación ciudadana que envuelva toda la acción municipal y pueda plasmarse en cualquier fase de un proyecto: desde el análisis y diagnóstico de la realidad, la elaboración de propuestas, negociación y consenso, programación, hasta la ejecución y posterior evaluación de las actuaciones municipales”.

“Una participación ciudadana dinámica, como la que se pretende, necesita ser alimentada constantemente, modificándose y adaptándose al entorno en que se mueve. Es un proceso pedagógico, con diferentes fases, que van desde la más elemental información hasta la más avanzada de la corresponsabilidad en la toma de decisiones”.

Por si aun pudiera albergarse alguna duda sobre que el Reglamento apuesta por la democracia participativa, frente a la electiva, en su articulado recoge:

Título 1.- Ámbito objetivo
Artículo 1.

“El objeto de este Reglamento es la regulación de la participación ciudadana en Avilés, con el fin de su promoción y desarrollo, garantizando la transparencia y la calidad de la democracia local”.

Título 2.- Derechos de la ciudadanía

Capítulo IV.- Del derecho de Iniciativa y propuesta ciudadana

Artículo 17. Iniciativa popular de propuesta o actuación municipal:

“Los/las vecinos/as que gocen del derecho de sufragio activo en las elecciones municipales podrán ejercer la iniciativa popular de propuesta de acuerdo o actuación en materias de competencia municipal, que deberá ir suscrita, al menos, por el diez por ciento de los vecinos/as del municipio”.

“La iniciativa podrá llevar incorporada una propuesta de consulta popular, que será tramitada por el procedimiento y con los requisitos previstos en el reglamento”.

De quien es competencia y, por tanto, a quien corresponde la decisión respecto a la convocatoria de una Consulta Popular sobre asuntos de ámbito local, es algo que deja muy claro una reciente sentencia del Tribunal Supremo, de 23 de septiembre de 2008, más concretamente de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, presidida por Fernando Ledesma Bartret, ex ministro socialista de Justicia, que dicta que La convocatoria de una Consulta Popular sobre un asunto como el de la gestión del agua, es competencia exclusiva del Pleno Municipal correspondiente.

La sentencia del Tribunal Supremo zanjó el conflicto de competencias existente entre el Ayuntamiento de Almuñécar, que quería convocar un Referéndum sobre su Plan General de Ordenación Urbana, y el Consejo de Ministros que pretendía impedirlo, denegándole su preceptiva autorización.

La sentencia consagra el principio de autonomía local, que recoge la Constitución en sus artículos 137 y 140, y abre una puerta muy importante al municipalismo democrático y participativo al dejar claro que:

La denegación de la autorización de consulta popular local, menoscaba el principio de legalidad y democrático que favorece la participación de los vecinos en los asuntos que atañen a la colectividad local”.

“La consulta popular local es un instrumento de participación de los vecinos sobre asuntos de competencia municipal”.

“La decisión del Consejo de Ministros de autorizar o denegar una Consulta Popular Local, es sólo un acto de control de que la solicitud se ajuste a los requisitos legales”.

Tras la sentencia del Supremo, la consulta popular sobre el Plan Urbano se desarrolló con normalidad en Almuñécar el pasado sábado 28 de Febrero.

Por tanto, contrariamente a las declaraciones interesadas de algunos concejales avilesinos, que cuestionaban la legalidad de la Consulta Popular sobre el agua que proponemos, la sentencia del Tribunal Supremo especifica que la decisión sobre su convocatoria está exclusivamente en manos de los Grupos Municipales avilesinos.

Diversos colectivos, así como miles de avilesinos y avilesinas a título individual, hemos decidido, en el marco de la legislación vigente y amparándonos en el Reglamento de Participación Ciudadana, agruparnos para ejercer nuestro derecho a hacer una propuesta al Pleno. Nuestro objetivo es intentar dar una salida democrática a una situación política tan excepcional como la provocada por la propuesta de privatización de la gestión del ciclo integral del agua en Avilés. Como han dejado claro las 21.000 firmas de apoyo a nuestra Iniciativa, la privatización, pese a contar con el voto de la mayoría de los concejales en el Pleno, es rechazada por el conjunto de la sociedad avilesina.

La propuesta de privatización carece de toda legitimidad democrática ya que no fue incluida en el programa electoral con el que los partidos políticos que la promueven se presentaron a las elecciones municipales. El voto, en democracia, no es ningún cheque en blanco que sirva para que los electos, con secretismos y engaños, actúen a su antojo.

La recogida de firmas de apoyo a la Iniciativa Popular sobre el agua ha tenido una respuesta masiva; en sólo en 2 meses hemos recogido más de 21.000 firmas de avilesinos y avilesinas en apoyo de nuestra exigencia de que se pare el proceso de privatización y de que nuestra opinión sea tenida en cuenta antes de entregar, a una empresa privada, la gestión de nuestra agua para los próximos 25 años.

Han subscrito nuestra Iniciativa 21.000 avilesinos y avilesinas, lo que representa un 30 % de los 71.000 avilesinos/as que, por estar empadronados y tener derecho a voto, podían firmar. Más aun, los 21.000 avilesinos/as firmantes representan un 49% de los 43.000 avilesinos/as que participaron en las pasadas elecciones municipales. Es decir, 1 de cada 2 votantes reales a todos los partidos políticos, pide que se pare la privatización y que se realice una Consulta Popular sobre el agua.

Los avilesinos y avilesinas firmantes, votantes de todos los partidos políticos, han dejado claro que nadie los engaña, que saben lo que quieren y lo que firman, y que consideran que convertir el agua en un negocio privado es perjudicial para sus intereses, lo proponga el partido que lo proponga.

Es posible que, pese a la seriedad con la que se ha realizado la campaña de recogida de firmas, por un exceso de compromiso mal entendido, una pequeña parte de las firmas sean inválidas, es decir, algunos ciudadanos pueden haber firmado más de una vez, pueden no residir en Avilés o residir, pero no tener derecho a voto…

Ha quedado demostrado que elaborar el Reglamento de Participación fue un gran acierto; es una herramienta democrática muy útil y necesaria para desarrollar la condición de ciudadanía. Los avilesinos y avilesinas, gracias al Reglamento, no estamos indefensos, podemos hacer oír nuestra voz, implicarnos en la gestión de lo colectivo y participar de forma corresponsable en la toma de decisiones.

Los partidos políticos nos otorgaron a la ciudadanía el derecho a proponer al Pleno una consulta popular con el único requisito de recoger las firmas del 10% de los/as vecinos/as. Cuando miles de avilesinos les cogemos por la palabra y ejercemos ese derecho, superando ampliamente el listón que ellos mismos establecieron, lo único coherente, decente y democrático es que el Pleno respete nuestra petición y convoque la Consulta.

Los hombres y mujeres de la Plataforma Agua Pública hemos podido comprobar con nuestra presencia diaria en la calle, en contacto directo con los/as avilesinos/as, que éstos se sienten cómodos y satisfechos con el actual modelo de gestión del agua, con su calidad y su precio, y que quieren ser consultados antes de que se privatice.
La sociedad avilesina, mayoritariamente, quiere que el agua, un bien esencial, siga siendo pública, patrimonio de todos. Como en una democracia la soberanía reside en el pueblo, a nuestros concejales no les queda más remedio que respetar la voluntad tan rotundamente expresada de los/as avilesinos/as, les convenga ésta más, o les convenga ésta menos.

A partir de ahora, democráticamente, a los partidos políticos avilesinos sólo les cabe dos posibles opciones, al menos, decentes: convocar la Consulta Popular; ningún político que considere correcta su posición tiene porque tener miedo a explicarla y a someterse al veredicto de los/as ciudadanos/as; o congelar la privatización del agua, e incluirla, quien se atreva, en su programa electoral para las elecciones municipales de dentro de dos años. Para la Plataforma Agua Pública y para los 21.000 avilesinos y avilesinas que nos apoyan, cualquiera de las dos opciones valdría.

La Plataforma Agua Pública no pretende imponer nada, ni perjudicar a ningún partido político, sólo queremos poder elegir, de entre todas las opciones posibles, cual es el modelo de gestión del agua que consideramos más acorde con el interés general. Reclamamos que se respete el derecho a decidir de los/as avilesinos/as antes de hipotecar el futuro de nuestra agua a tan largo plazo. La decisión de entregar para 25 años la gestión del agua a una empresa privada en régimen prácticamente de monopolio, comprometería, además, a las próximas seis Corporaciones Municipales.

TEXTO DE LA INICIATIVA POPULAR DE PROPUESTA

Los abajo firmantes, vecinos de Avilés y mayores de edad, de acuerdo con la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local y con el Reglamento de Participación Ciudadana avilesino en su capitulo IV, articulo 17, hemos decidido ejercer nuestro derecho a realizar una Iniciativa Popular de Propuesta para presentar ante el Pleno municipal, la siguiente, PROPUESTA DE ACUERDO:

1. Paralización inmediata, del proceso de privatización del agua.

2. El servicio de aguas en Avilés debe seguir prestándose desde lo público; el único criterio a tener en cuenta en este servicio público esencial debe ser satisfacer las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas, nunca propiciar el lucro privado de las grandes empresas.

3. Se realizará una consulta popular de ámbito local, que incluirá la siguiente pregunta:

¿Cuál es el modelo para la gestión del agua, que considera más favorable para el interés general de los avilesinos y avilesinas?

A) Ayuntamiento

B) Empresa Pública

C) Empresa Mixta

D) Empresa Privada.

Subscriben con su firma esta propuesta de acuerdo al Pleno Municipal 21.000 firmas, que adjuntamos a este escrito.
Estamos convencidos de que nuestros concejales, como demócratas y como representantes electos de la ciudadanía que sois, respetareis el derecho de los avilesinos y avilesinas a decidir sobre el futuro de nuestra agua.

Alejandro Cueli Obaya, en representación de la Comisión Promotora de la Iniciativa Popular de Propuesta y de la Consulta Popular.

No hay comentarios: