viernes, 23 de enero de 2009

Los avilesinos queremos opinar sobre el agua

22 de Enero del 2009 - Ramón Martinez Álvarez (Avilés)

Para los primeros asentamientos estables de los grupos humanos, una de las condiciones que debía de cumplir la zona donde decidían establecerse era el disponer cerca de agua para cubrir sus necesidades básicas y según fueron aumentando las necesidades de agua, son los avances técnicos y el desarrollo de útiles y materiales los que facilitaron que se pudiera disponer de agua en los mismos poblados para todos los habitantes, y ya muy recientemente, en el ultimo siglo, en las viviendas (de algunos países).

El abastecimiento fue siempre a costa del trabajo de la comunidad, pues desde el acarreo en recipientes por parte de las mujeres, hasta el grifo, siempre fue un trabajo colectivo de todos los habitantes que se beneficiaban del agua, así se hicieron captaciones, canalizaciones, perforaciones con el esfuerzo de toda la comunidad, esfuerzo que llega hasta nosotros como un legado, que desde los primeros pobladores hasta nuestros mas recientes antepasados, fueron construyendo poco a poco pero con mucho sacrificio.

Pues bien, esa herencia fruto del sacrificio de nuestros ascendientes es la que un grupo de políticos municipales quiere vender a una empresa privada para que obtenga los beneficios a costa de cobrarnos el agua al precio que más rentable le parezca.

Dentro del juego democrático esto no tendría muchas objeciones si los políticos que hoy están a favor de la privatización del agua, en su ultima campaña electoral, no hace ni dos años, hubiera contemplado en su programa electoral esa privatización, y los beneficiarios del legado de nuestros antepasados les hubiéramos dado, o no, el poder de vender el agua durante los próximos 25 años, por 15 millones de euros para que los rentabilicen políticamente en los dos años que les quedan de legislatura, y seguir en la poltrona a costa de privarnos del beneficio de nuestros ascendientes, pero como no lo hicieron así, es legítimo que los ciudadanos, acogiéndonos a un reglamento que aprobaron todos los políticos del Ayuntamiento de Avilés, pidamos un referéndum para manifestar nuestra opinión y que luego esos políticos actúen según mas les convenga, demostrando lo que les importa la opinión de los ciudadanos y asumiendo las consecuencias.

No hay comentarios: