lunes, 19 de enero de 2009

INICIATIVA POPULAR DE PROPUESTA “El agua es de todos”

En Avilés estamos metidos de lleno en pleno proceso de privatización del servicio de aguas, un proceso institucional que durará, al menos, un año.

La privatización del agua está generando una gran controversia política y social en Avilés; la situación creada es democráticamente impresentable ya que, mientras en el Pleno del Ayuntamiento el 90% de los concejales apoyan la propuesta, en la calle, por el contrario, el 90% de los avilesinos nos oponemos frontalmente a ella.

La mayoría de nuestros concejales, con la Alcaldesa socialista a la cabeza, se han olvidado de que vivimos en una democracia. Los representantes públicos tienen la obligación moral y política de respetar la voluntad de sus representados, y la privatización del agua, un bien esencial para la vida, es rechazada de forma clara y rotunda por la inmensa mayoría de los avilesinos.

En democracia las elecciones municipales se celebran cada cuatro años, es verdad, pero no es menos cierto que la democracia no se suspende entre elección y elección. Las papeletas electorales no constituyen un cheque en blanco que autorice a sus receptores a hacer con ellas cualquier cosa y, menos aún, privatizaciones impopulares y por sorpresa. Ningún político está autorizado a tomarse las urnas como un engañabobos argumentando que como primero les votamos, ahora nos tenemos que callar.

Nuestra Constitución, en el artículo 23, proclama el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos, y en el 9.2 dispone: “corresponde a los poderes públicos facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.

La Ley Reguladora de Bases del Régimen Local reconoce en el articulo 18.1 f y 70 bis que todos los ciudadanos inscritos en el censo electoral tienen derecho a promover una consulta popular o Referéndum en asuntos de competencia municipal y de carácter local, que sean de especial relevancia para lo intereses de los vecinos.

El Reglamento de Participación Ciudadana avilesino fue aprobado por unanimidad en noviembre del año 2007 con los votos de todos los concejales, del PSOE-PP-ASIA-IU; la mayor parte de ellos aun continúan en la Corporación. El Reglamento, en su capitulo IV ratifica el derecho de iniciativa y propuesta ciudadana, y en su artículo 17 regula y desarrolla una nueva propuesta, la Iniciativa de Propuesta Popular:

“Los/las vecinos/as que gocen del derecho de sufragio activo en las elecciones municipales podrán ejercer la iniciativa popular de propuesta de acuerdo o actuación en materias de competencia municipal, que deberá ir suscrita, al menos, por el diez por ciento de los vecinos/as del municipio”.

“La iniciativa podrá llevar incorporada una propuesta de consulta popular, que será tramitada por el procedimiento y con los requisitos previstos en el reglamento”.

Este artículo se incluyó con el fin de dar una salida democrática a posibles situaciones excepcionales de bloqueo democrático, en las que la mayoría política en el Pleno fuese contraria a la opinión de la mayoría social. Como ocurre con la privatización del agua

El Reglamento de Participación avilesino tiene un objetivo público: promover, desarrollar y garantizar la transparencia y la calidad de la democracia local. El reglamento nació como culminación de un amplio y ejemplar proceso de debate y reflexión colectivos, tras múltiples reuniones, su articulado fue consensuado entre los partidos políticos y cerca de 200 asociaciones avilesinas de todo tipo: vecinales, culturales, sociales….

La Plataforma en defensa de la Gestión Pública del Agua hemos decidido acogernos al derecho que nos otorga el Reglamento y poner en marcha, por primera vez en Avilés y en Asturias, una experiencia pionera de Participación Ciudadana: la Iniciativa Popular de Propuesta.

Unos concejales elegidos para cuatro años no pueden hipotecar el futuro de nuestra agua para 25 años, sobre todo después de ocultarnos sus intenciones durante la campaña electoral de forma premeditada y deshonesta. Recogeremos todas las firmas que hagan falta para hacer oír nuestra voz y frenar el antidemocrático proceso de privatización del servicio de aguas.

Los avilesinos y avilesinas vamos a exigir, ahora, masivamente con nuestra firma, que se respete nuestro derecho democrático a decidir, mediante una Consulta Popular de ámbito local, la propuesta para la gestión del agua que consideremos más favorable para el interés general: Municipal, empresa Pública, empresa Mixta o privada.

De acuerdo en que el electo no puede estar sometiendo cada asunto a votación para ver que le dicen los electores. Pero aquí no estamos hablando de un asunto cualquiera. Se trata de decidir si queremos que cada vez que abramos el grifo, una empresa, presuntamente AQUALIA, vea aumentados sus beneficios a nuestra costa y en detrimento de los intereses generales de la ciudad.

Los reglamentos municipales son Ley de obligado cumplimiento en todo el concejo; espero que la Alcaldesa, independientemente de cuales sean sus filias o sus fobias, esté a la altura de su obligación, de cumplir y hacer cumplir la legalidad en Avilés.

La Plataforma del Agua, trabajamos para lograr que la gestión del agua siga siendo pública, propuesta que nada tiene de demagógica, de dogmática o de utópica. La exitosa fórmula de gestión pública del agua del PSOE en Gijón lo demuestra.

La Plataforma rechaza que, como afirmó el concejal socialista Huerga en el Pleno “lo público está relacionado con la dictadura franquista”; nosotros somos gente seria y defendemos, lo mismo que defiende, el Delegado del Gobierno Antonio Trevín, que “es el momento de poner en duda que lo público es ineficaz y lo privado bueno y eficaz”.

Alejandro Cueli Obaya

Portavoz Plataforma Agua Pública

No hay comentarios: