sábado, 17 de enero de 2009

El Ayuntamiento de León aprueba, con los votos favorables del PSOE y UPL, la "propuesta de externalización del 49% del servicio de aguas"

http://www.leonoticias.com

LEÓN
La privatización del servicio de aguas provoca la 'bronca' en el último pleno municipal
El Ayuntamiento de León aprueba, con los votos favorables del PSOE y UPL, la "propuesta de externalización del 49% del servicio de aguas"
a polémica del agua ha llegado este viernes al pleno del Ayuntamiento de León. Una treintena de personas han interrumpido el normal desarrollo plenario exhibiendo pancartas en contra de la privatización del 49% del servicio de aguas al mismo tiempo que varias de ellas han comenzado la lectura de poesías en voz alta en contra de esta medida.

Las manifestaciones del público comenzaron en el mismo momento en el que los concejales que forman la corporación aprobaban en el pleno la dimisión que la hasta ahora edil de Medio Ambiente, Humildad Rodríguez, presentó por las discrepancias con la externalización de este servicio. En ese momento, en reconocimiento a la labor que la concejala realizó durante su gestión, los asistentes al pleno rompieron en aplausos.

Posteriormente, el ecologista Ramiro Pinto, se levantó para protestar la decisión adoptada por el equipo de gobierno, con el alcalde de León, Francisco Fernández a la cabeza, que fue objeto de las críticas del ‘espontáneo’. En ese momento, alzó la voz para recitar un poema sobre el agua y las bondades del recurso para la ciudad de León. El regidor le pidió que se sentara e interrumpiera su discurso. Ante la negativa, Fernández solicitó la intervención de la Policía Local, que desalojaron al hombre por la fuerza.

En ese momento, los ánimos se comenzaron a caldear. El público asistente comenzó a protestar enérgicamente contra la intervención policial y se iniciaron las protestas en contra de la privatización del agua, del apoyo de la UPL a esa decisión y sobre la gestión municipal. El alcalde de León propuso un “receso” de la sesión plenaria hasta que se desalojara por completo la sala. Los concejales del PSOE y de la UPL, las dos formaciones que configuran el equipo de gobierno, se retiraron a la antesala del salón de plenos, mientras que los ediles de la oposición, representada en el Partido Popular, se mantuvieron en sus asientos.

Una vez desalojada la sala, el pleno se reanudó a pesar de las protestas que desde el hall del Consistorio de San Marcelo manifestaban las personas que fueron desalojadas, a la vez que la Policía Local trataba de identificar a algunos de ellos. Ya en la calle, por espacio de una media hora, los ciudadanos leoneses continuaron con sus protestas y sos gritos en contra de la gestión municipal.

Hasta siete dotaciones policiales, entre Policía Local y Nacional, se desplazaron hasta el Ayuntamiento de León para intentar normalizar la situación.

Regreso al salón de plenos

El pleno recuperó cierta normalidad 20 minutos después de su primera interrupción. Dentro del salón de plenos los miembros del equipo de gobierno han regresado a sus asientos procediéndose a continuación al normal desarrollo de los puntos previstos en el orden del día, entre ellos la aprobación del nuevo presupuesto municipal o los 41 proyectos para entregar al Gobierno dentro del Fondo de Financiación Local, así como, por supuesto, la propuesta de acuerdo del cambio de modelo de gestión del servicio municipal de aguas, a través de una posible externalización del 49%.


La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de León, Natalia Rodríguez Picallo, ha sido la encargada de defender esta cuestión. Considera que la decisión de la privatización del servicio municipal de aguas es vital para que el Consistorio pueda afrontar el acuerdo de financiación de 70 millones de euros para el pago de la deuda con los acreedores. Pero la edil también ve otras ventajas si para el servicio se adopta un modelo de gestión mixto.

El primer paso será la creación de una “comisión de estudio” para valorar cuál es el mejor modelo de gestión del servicio. Estará compuesta por la propia Natalia Rodríguez Picallo, por parte del PSOE; por Gema Cabezas, por UPL y por un representante del PP que aún no se ha designado, así como por varios técnicos e ingenieros municipales. Sin embargo, Picallo ha apuntado que, antes de nada, según estudios del propio Ayuntamiento y otros ajenos, la fórmula más recomendable es, precisamente, la externalización del servicio al 49%, mientras que el Consistorio mantendría el 51% restante.

De esta forma se conseguiría que el agua como “recurso” fuera “al cien por cien” propiedad pública o municipal porque es una medida “normal, factible y jurídica”, aunque la gestión fuera compartida con una empresa privada. De esta forma, se podría hacer frente a “inversiones” para el desarrollo del servicio, bajo el “principio de eficacia”. Entre ellas, la ampliación de la estación del agua en su segunda fase, la construcción de un depósito, y la modernización del servicio, entre otras actuaciones.

Cuestión de cifras

Y para ello, según Picallo, ser tratará de que la empresa “sea la mejor” y se establecerán en los pliegos de adjudicación del servicio “condiciones restrictivas y estrictas” y que la compañía cuente con un personal capacitado para llevar a cabo la modernización y optimización del servicio. Además, aunque en disconformidad con los datos que aporta el Partido Popular, el superávit del servicio no sirve “para cubrir los gastos”.

Según Picallo, aportando informaciones de los técnicos municipales y del gerente del servicio de aguas con fecha del 9 de enero, se ingresaron 5,3 millones de euros y se registró, en el capítulo de gastos, 5,1 millones, por lo que la diferencia es de 220.000 euros en beneficio del Ayuntamiento. Sin embargo, el PP, en palabras de su portavoz, Julio Cayón, que en este pleno ha actuado por primera vez en el puesto, ha asegurado que el servicio cuenta con un “beneficio al año de 7 millones” e insiste en el que el informe elaborado por Humildad Rodríguez, que ha dimitido de su cargo por esta cuestión, era “viable”. Incluso ha retado al equipo de gobierno a que dimita en caso de que se demuestre ese supuesto.

Del mismo modo, la portavoz del PSOE considera que con esta medida, el Ayuntamiento podrá obtener “no menos de 20 millones de euros” ya que en estos tiempos de “crisis” el Ayuntamiento ha de tomar “medidas” para garantizar esos 70 millones de euros de financiación para el pago a las empresas y “garantizar el empleo y los suministros” y, de esta forma, “garantizar los servicios a los leoneses”.

No privatización: una “venta del agua”


El Partido Popular, sin embargo, sostiene que la operación, lejos de ser una privatización o una externalización, es una “venta pura y dura del agua de León” y ha dudado que con esta actuación no vaya “a subir el recibo”. Julio Cayón ha recordado además que esa decisión no venía contemplada en el programa electoral con el que el PSOE concurrió a las pasadas elecciones municipales y que, finalmente, ganó para formar gobierno con UPL, por lo que considera que se trata de un “engaño a todos los leoneses”, especialmente a los que votaron a esta formación en aquellos comicios.

También considera que la medida, tal y como está planteada, supondrá que la empresa que resulte adjudicataria del 49% del servicio amortizará la inversión en seis años. “Esto se traduce en que el agua de todos los leoneses hará más millonarios a quien sea concesionario”. Cayón ha afirmado que “alguien debería asumir su responsabilidad” en esta cuestión y ha señalado directamente al alcalde de León, Francisco Fernández, porque “la ciudad es un clamor colectivo en contra de la venta del agua y en contra de ustedes”.

UPL: Apoyo sin “entusiasmo”


Por su parte, el portavoz de la Unión del Pueblo Leonés, Javier Chamorro, ha asegurado que su formación apoya la externalización del 49% del servicio “sin ningún tipo de entusiasmo”, aunque considera que “la situación no deja más alternativas”. Por eso, apelando al “sentido de responsabilidad” para tratar de garantizar la viabilidad del proyecto de financiación para el pago a proveedores, los concejales de la formación leonesista han apoyado la decisión.

Chamorro ha lamentado que algunos ciudadanos leoneses hayan acudido al salón de plenos para manifestar su oposición a esta iniciativa porque cree que, en caso de votar en contra de la externalización, probablemente trabajadores de otros servicios, en próximos plenos, también protestarían por no haber podido hacer frente desde el Ayuntamiento a la viabilidad de otras áreas municipales por no poder optar a esos 70 millones de la operación de ‘factoring’. “Sería una auténtica irresponsabilidad”, ha señalado a la vez que ha recordado que se está atravesando por una “situación crítica generalizada” en la que es preciso tomar “medidas extraordinarias”.

Finalmente, la propuesta para el cambio de modelo de gestión del servicio municipal de aguas con la posible externalización del 49% a una empresa privada se aprobó en el pleno celebrado este viernes con los votos a favor de los socios del equipo de gobierno, PSOE y UPL, y con los votos en contra de los once ediles del Partido Popular.

Reacciones

Izquierda Unida, ante los momentos de tensión que se han vivido en el pleno de este viernes, ha denunciado el “talante intolerante” del alcalde de León. El coordinador de la formación, Santiago Ordoñez, fue una de las personas que asistió al pleno y que fue desalojado junto con el resto de los vecinos por la Policía Local de León.

Para IU, el pleno de este viernes se ha convertido “en otro capítulo vergonzoso para la historia de León”. “Es la primera vez que se expulsa a un vecino del pleno municipal por leer un poema. También es la primera vez que se desaloja un pleno por el interés de varios vecinos por leer poemas de protesta contra la privatización del agua”, señalan desde Izquierda Unida quien, además, asegura que esa persona pretendía abandonar voluntariamente la sala tras recitar su poema “reivindicativo”.

Ecologistas en Acción considera que la privatización del servicio municipal del agua responde a "argumentos falaces y demagógicos" por parte del equipo de gobierno, algo que pone de manifiesto la "alarmante falta de ideas y de principios". En este sentido, la asociación ha señalado que el servicio municipalizado de aguas de León se abastece de los pantanos de Porma y Lina y cuenta con instalaciones "de alto nivel" que ofrecen una relación calidad precio "de las mejores de España" y, además, "genera beneficios".

A pesar de que el Ayuntamiento de León asegura que la decisión va encaminada a conseguir "liquidez", desde Ecologistas en Acción se valora que sea un "bien común" que solo puede tratar de mejorar "pero nunca con la obtención de dinero".

No hay comentarios: