jueves, 1 de enero de 2009

Cientos de personas expresan su rechazo a la privatización del agua


Los asistentes formaron una cadena entre las sedes del PP y del PSOE en El Parche y leyeron un manifiesto.

Una cadena humana cosió ayer tarde, durante unos minutos, las sedes del PP, de ASIA y del PSOE, los partidos que apoyan la privatización del servicio de agua de Avilés. La cadena, formada por unos cuatrocientos eslabones (personas), fue una concentración festiva a las puertas del Ayuntamiento, organizada por la plataforma por la gestión pública del agua.

Tras la ruptura de la cadena, Alejandro Cueli, portavoz vecinal, leyó un manifiesto ante cientos de personas. Acusó a los veintitrés concejales que votaron a favor de vender el servicio de agua «de ocultar algo, de tener intereses poco claros» para hacer lo que hicieron en la mañana de ayer en el último Pleno del año. La plaza de España, según la organización, entonces se había llenado con un millar de ciudadanos contrarios al cambio de gestión del agua. La Policía Local habló, sin embargo, de dos centenares de personas.

Los miembros de la plataforma consideran que existe una incoherencia incomprensible en el PSOE -promotor de la venta del servicio de aguas, según la plataforma-, y así lo subrayaron con los eslóganes que Cueli gritaba tras un micrófono. «Aguirre y Varela se mueven por la pela», dijo, en referencia a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que trata de privatizar el Canal de Isabel II, en contra de los deseos del PSOE, que en Madrid está en la oposición. Cueli, en la lectura de ese manifiesto, se refirió a otras incongruencias dentro del PSOE. Recordó que en Corvera los concejales socialistas no quieren la privatización del agua, en Castrillón no se han pronunciado, aunque en su día formaron parte de la plataforma que se opuso a la decisión del PP, entonces con José María León Pérez, del PP.

La lectura del manifiesto se trufó de villancicos con las letras «arregladas» para la ocasión. En uno de ellos -coro repetido con aplausos- se hablaba del escaso valor que tienen para los manifestantes los concejales de Avilés y eso porque están «entre porquería».

Alejandro Cueli acusó al PSOE de formar un contubernio con el resto de los partidos para dar la concesión del agua «a la empresa Aqualia». Esta empresa es la concesionaria del servicio de agua en Castrillón, desde el 1 de enero de 2007. «No queremos que nuestro dinero se lo lleven las Koplowitz», aseguró Cueli.

No hay comentarios: