miércoles, 24 de diciembre de 2008

Los sindicatos no asisten a la copa de Navidad por la privatización del agua

La Junta de Personal y el Comité de Empresa acusan a los socialistas de haber seguido una estrategia encaminada a un cambio de gestión

Los sindicatos con representación en el Ayuntamiento (UGT, CC.OO., Sindicato de Policía Local, USO y CSIF) se unieron ayer en su rechazo a la propuesta de privatización del servicio municipal de aguas. Los representantes sindicales querían que ayer mismo quedase patente su frontal oposición a este proyecto y por eso boicotearon la tradicional copa de Navidad que la Corporación ofrece a los empleados del Ayuntamiento.
Pero esta no será la única medida que adopten, de hecho ayer ya anunciaron dos más. La primera será participar en la manifestación que ha convocado la plataforma en contra de esta privatización para el próximo día 30 a las siete de la tarde delante del Ayuntamiento. La segunda, convocar una asamblea de trabajadores para la primera semana de enero en la que se informará sobre este proyecto y a la vez se debatirán otro tipo de actuaciones en contra de que se lleve a la práctica.
La unidad sindical en el Ayuntamiento no ha existido siempre, sin embargo, en este asunto existe un acuerdo unánime de los cinco sindicatos que ayer expresaron con distintas argumentaciones sus máximos representantes en el Consistorio. Así, Ángel Fernández, de UGT, apuntó que esta privatización es consecuencia de «una guerra iniciada ya hace algunos años por distintas Corporaciones que han ido desarrollando políticas restrictivas de inversión en distintos servicios para ahora tener los argumentos suficientes para decir que tienen pérdidas y necesitan inversiones».
El representante de SIPLA, Jesús Villa, señaló la «desprotección» en la que quedan los trabajadores municipales de este servicio y se preguntó por qué no se buscan otras alternativas.
Marisa Rodríguez, de Comisiones Obreras, auguró que la privatización «no va a traer una mejor gestión del servicio» y como ejemplo se refirió a la limpieza «en donde no se han ejecutado muchas de las inversiones previstas».
También Manuel Mendoza, de USO, dudó sobre la ejecución de las inversiones anunciadas por la empresa y en todo caso señaló que su ejecución repercutirá en el recibo de los vecinos.
Finalmente José Manuel Díaz, de CSIF, señaló que los beneficios que tendrá la empresa privada «no repercutirán en el ciudadano». En todo caso, todos coindicieron en señalar la buena valoración que existe de este servicio por los ciudadanos y el Principado, por lo que no comprenden la propuesta para cambiarlo de gestión.

No hay comentarios: