miércoles, 31 de diciembre de 2008

«Las decisiones más relevantes de la ciudad se toman a espaldas de los vecinos»


«Es el PSOE el que ve la actividad
de las asociaciones como una agresión a su parcela de poder»


ALEJANDRO CUELI Presidente de la Asociación de Vecinos de El Quirinal

Alejandro Cueli se ha erigido en los últimos meses en la voz del movimiento vecinal, o al menos de buena parte. Y dice que no le gusta tener que estar ahí, pero no obstante se le multiplican los cargos: al de presidente de la Asociación de Vecinos de El Quirinal -con 550 socios- se suma el de la secretaría de la Federación de Asociaciones «La Unión», y más recientemente el de portavoz de la plataforma por la gestión pública del servicio del agua, que la propia federación puso en marcha. No levanta la voz, pero su discurso es directo y claro.

-Vas entrando en ello por las circunstancias. En el movimiento vecinal de los barrios llevo cinco años, luego la asociación se integró en la federación... A partir de ahí es cuando surgen proyectos importantes para la ciudad, la ORA y el cambio de gestión del servicio de aguas, y por eso nos hemos puesto a trabajar. Estoy aquí porque hay que hacerlo.

-Pero, en definitiva, ese trabajo, ¿es o no es política?

-Política lo es todo, toda la vida diaria lo es, desde leer la prensa a ir a la compra. Pero la política que tenemos que hacer desde el movimiento vecinal tiene que ser para el interés de los vecinos, y por eso tenemos que protestar cuando hay corporaciones que van en contra de ese interés.

-No está de acuerdo con la actuación del Gobierno.

-Las decisiones más importantes de esta ciudad se están tomando a espaldas de los vecinos, y ante eso nosotros nos tenemos que revelar, nuestros derechos no acaban el día después de las elecciones.

-¿Y cómo se deberían hacer las cosas?

-Hay un plan de participación ciudadana que lo articula perfectamente, pero que sólo se hizo para tener un beneficio en las urnas. A partir de ahí todo les molesta. Me gustaría aclarar que es el PSOE el que ve nuestra actividad como una agresión a su parcela de poder. No queremos agredir nada, sino que se tenga en cuenta nuestra opinión en el proyecto de ciudad.

-Y la plataforma ya anunció que continuará protestando.

-Los tres ejemplos de que el PSOE no cree en la participación son la modificación de la ordenanza de subvenciones, que realizaron sin contar con nosotros; la ORA, en el que a los ciudadanos se nos dejó el único papel de pagar y en que sólo se tuvo en cuenta a comerciantes y a la empresa que lo va a gestionar; y ahora siguen en la línea con el agua. El papel del movimiento vecinal, que primero fue la recuperación de la democracia, ahora tiene que ir hacia la consolidación de la democracia participativa, no corporativa como la entienden ellos, y vamos a seguir les guste o no.

-¿Cómo ve la figura del concejal de barrio?

-Nosotros pensamos que es un representante del Alcalde en el barrio y no un representante del barrio en el Ayuntamiento. O se ganan nuestra confianza, o no creemos en esa figura, aunque hay barrios que tienen una experiencia distinta. Nosotros no tuvimos ni una reunión con la concejala de barrio. Lo que queremos es representación del barrio en el Ayuntamiento. Queremos democracia participativa y trabajar con propuestas, razonamientos y argumentarlos.

-Este año se les pidió a las asociaciones propuestas para los presupuestos de 2009.

-Sí, nosotros propusimos las mismas cosas que pedimos el año pasado, porque no se había hecho ninguna. Ahora se va a hacer el centro multiservicios en la parcela de Fernando Morán. El proyecto de recuperar la calle para los críos está muerto. Participación Ciudadana está muy bien articulada y con técnicos excelentes, pero no hay voluntad política. Detrás de cada una de las mejoras que hay en el barrio está la asociación de vecinos.

-¿Qué tal la asociación?

-Tenemos una organización viva, a tope, que enseguida te levanta la moral. Falta un año para cumplir el mandato actual.

-¿Y tiene fuerza para seguir?

-De momento tengo fuerza para seguir un año. A ver cómo me deja el agua.

-¿Algo más?

-Hago un llamamiento de unidad del movimiento vecinal. En los barrios tenemos todos los mismos problemas. No es bueno que entre nosotros haya otras aspiraciones que hagan olvidar el auténtico espíritu del movimiento vecinal. Si todos los problemas son iguales, busquemos soluciones juntos. Les deseo a todos feliz año, y espero verlos hoy en la concentración contra la privatización del agua, a las siete de la tarde.


No hay comentarios: