miércoles, 3 de diciembre de 2008

Concentración de la Plataforma

La plataforma por la gestión pública ve «un pacto secreto privatizador»

Medio centenar de representantes de distintos colectivos se concentran ante el Ayuntamiento y piden un referéndum



Medio centenar de representantes de la plataforma que defiende la gestión pública del servicio del agua se concentraron ayer delante del Ayuntamiento, a la misma hora que se constituía la comisión municipal para decidir el futuro del suministro. Parapetados tras una pancarta de azul rotundo en la que se leía «El agua no es un negocio» y «Aqualia no, gracias», y con el megáfono mirando hacia arriba, con la intención de llamar la atención de los concejales reunidos en el edificio consistorial, los manifestantes procedieron a la lectura de sus intenciones. Alejandro Cueli, en calidad de portavoz, denunció «un pacto secreto privatizador entre PP, PSOE y Aqualia», por el que esta empresa se haría con el control del agua en Avilés.

La plataforma no dudó en señalar de forma directa a Aqualia como la futura concesionaria del servicio. «La privatización es el problema, no la solución. Si finalmente el agua pasa a ser controlada por una empresa con ánimo de lucro, Aqualia, los avilesinos vamos a tener que pagar, a través de subidas abusivas en el recibo del agua, no sólo sus beneficios de explotación, sino también la amortización, más los intereses, del canon millonario que esta abonará al Ayuntamiento a cambio de obtener la adjudicación», leyó Cueli. Evitarlo es precisamente el objetivo de la Plataforma en Defensa de la Gestión Pública del Agua, que se propone realizar una campaña de debate, concienciación y movilización social, y pide un referéndum para elegir el modelo de gestión. La concentración se cerró con un aplauso y un «¡No a la privatización!».

El movimiento asociativo y los sindicatos también estuvieron ayer citados en el Ayuntamiento, en su caso para recibir las mismas explicaciones sobre el servicio del agua que el PSOE expuso al resto de grupos municipales. El concejal de Participación Ciudadana, Teófilo Rodríguez, aseguró que el gobierno quiere manejarse con claridad absoluta: «Les enseñamos el mismo material que a los concejales, queremos que conozcan todos los datos», afirmó. La lluvia de cifras, sin embargo, no contentó a todos, ya que hubo algunos representantes de colectivos que quisieron, sin éxito, debatir sobre la futura forma de gestión y salieron con la sensación de que ya está todo decidido.

Por su parte, Ángel Luis Fernández, presidente del comité de empresa del Ayuntamiento, aseguró: «No han querido abrir el melón, lo único que han hecho es presentarnos 985.000 euros de pérdidas y decir que hay que cambiar la gestión». El presidente se reunirá hoy con el comité de empresa para contrastar opiniones.

No hay comentarios: